¿Qué tipos de brackets existen?

Home / Articulos / ¿Qué tipos de brackets existen?
¿Qué tipos de brackets existen?
Cada tipo de bracket tiene unas características y ventajas propias. El especialista te ayudará a elegir los brackets que mejor se adapten a tu presupuesto y tus necesidades.
Los brackets metálicos funcionan mediante unas gomas fijadas al arco, que pueden personalizarse en multitud de diseños y colores: una opción especialmente atractiva para los niños.
Estos brackets se llaman así porque no necesitan ligaduras (unas pequeñas gomas) para fijarse al arco del aparato dental. Lo hacen a través de unas pequeñas pestañas integradas en el bracket.
De este modo, los brackets autoligables ejercen mucha menor fricción y se consigue una mejor distribución de fuerzas, lo que garantiza un tratamiento de ortodoncia de la máxima comodidad y rapidez para el paciente.
La ortodoncia lingual utiliza estos brackets, que a veces también llamados brackets invisibles o brackets por dentro, ya que se colocan en la cara interna de los dientes, ocultos a la vista y garantizando la máxima discreción. Como en el caso de los autoligables, los brackets linguales no necesitan gomas (ligaduras) para fijarse al arco, lo que garantiza movimientos suaves y cómodos para los dientes del paciente.
Los brackets cerámicos (comúnmente, de porcelana) y los brackets transparentes de zafiro se agrupan bajo esta categoría de ortodoncia estética, debido a que son prácticamente imperceptibles en la sonrisa del paciente.
A pesar de ello, son tan eficaces como otros tipos de ortodoncia a la hora de solucionar los problemas de mordida y alineamiento. Además, al estar fabricados con materiales 100% biocompatibles, los brackets estéticos están especialmente indicados para los pacientes con alergia a los metales.